Actividades extraescolares: las ventajas de la artesanía para niños

Una de las actividades extraescolares que mayores ventajas ofrece, entre las que pueden realizar los chicos, es la artesanía. Esta puede calificarse como un clásico que durante mucho tiempo quedó en el olvido, pero que hoy en día ha adquirido valor dado el interés de los padres en aprovechar sus ventajas para hacer a sus hijos más felices.

A muchos nos sorprende la habilidad con la que ellos, sin enseñanza previa y desde muy temprana edad, son capaces de manipular aparatos de tecnología avanzada sin mayores esfuerzos. Estos pequeños pasaron de usar el ordenador para distraerse con juegos que les facilitábamos, a ser unos expertos que sin recibir instrucciones pueden llegar a realizar transacciones comerciales. De hecho, comprar cómics online figura entre sus favoritas, así que será mejor guardar muy bien nuestras tarjetas de crédito.

Ahora bien, sabiendo que nuestros chicos nacen con mayores habilidades, ¿no sería un desperdicio evitar que las desarrollen en alguna especialidad artística? Tal vez esto los lleve a ser famosos, pero incluso cuando la fama mundial no es la meta, el hecho de dedicarse a actividades extraescolares que favorezcan estas habilidades ayuda a ganar seguridad en sí mismos, mejorar la  concentración y elevar la capacidad de percepción a través de los sentidos.

Y en el caso de la artesanía, adicionalmente, les permite desarrollar un mejor control de las capacidades motoras, favoreciendo la coordinación de los dedos, manos, vista y pies.  Sin nombrar el aporte a su estado emocional, ya que además de ser una forma de expresión, también sirve para canalizar emociones de manera positiva.

¿Qué hay de los chicos con discapacidades?

Entre los niños que padecen alguna discapacidad, las actividades extraescolares como la artesanía, tienden a ser de mucho provecho, especialmente para aquellos que tienen dificultades auditivas, en virtud de que lo más recomendable para ellos es tener experiencias que les ayuden a estimular el canal visual y táctil.

Así mismo, el desarrollo de habilidades especiales como las de tipo artístico, tiene un impacto positivo en la autoestima, puesto que permite entender que la discapacidad no necesariamente es sinónimo de imposibilidad.

No olvidemos que la artesanía es una forma de arte y para aquellos que padecen una discapacidad cognitiva, el desempeño en esta clase de actividades tiende a tener efectos que van más allá del estímulo de la creatividad y llegan a ser terapéuticos. De hecho, se dice que las personas con Síndrome de Down tienen una especie de don particular para las expresiones artísticas.

Si queremos que nuestros hijos sean extraordinarios, es una mala idea permitir que vivan como robots haciendo únicamente lo que todos hacen. Son niños y se caracterizan por poseer ingenio, creatividad y disposición para experimentar lo desconocido; aprovechemos estas cualidades para ampliar su mundo de posibilidades.

Deja un comentario