Remodelaciones en el hogar: una actividad necesaria

El hogar representa el espacio en donde se relacionan y establecen los vínculos familiares. Desde el punto de vista material, estos lugares son los sitios físicos que albergan el domicilio del o un grupo de individuos. La importancia de su conservación y mantenimiento es fundamental para el desarrollo de una vida satisfactoria.

Un hogar, como cualquier otra estructura requiere de una serie de cuidados, que garanticen la seguridad de aquellos que la ocupan así como la funcionalidad y esteticidad que la transformen en un lugar realmente atractivo y acogedor. 

La rehabilitación de una casa o apartamento no es un mero capricho o la manifestación vanidosa de sus ocupantes. Existen una serie de factores que van mermando el estado físico de estas edificaciones. El tiempo y el uso son los elementos determinantes, que llevan a muchos a considerar que ha llegado el momento de remodelar su hogar.

Sin embargo, las remodelaciones por lo general no representan una tarea sencilla. Innumerables quebraderos de cabezas pueden llegar a producir la refacción de un hogar. Y con las angustias y las preocupaciones que naturalmente ocasionan un arreglo indebido del espacio físico de una vivienda, también se generan importantes pérdidas patrimoniales para sus dueños que pueden llegar a ser muy difícil de revertir.

El principal elemento a considerar para evitar cualquier infortunio al momento de embarcarse en un algún proyecto de rehabilitación o remodelación de un hogar es determinar las necesidades reales  que requiere la vivienda a fin de trazar correctamente el plan a seguir.

Planificación: la clave del éxito

La diferencia entre el camino que lleva al éxito o al fracaso de cualquier proyecto es en la correcta o indebida planeación del mismo. La planificación de cualquier remodelación o refacción de un hogar es el primer y más importante paso que se debe realizar para lograr el éxito del mismo.

Toda planificación debe empezar por la realización un diagnóstico inicial, que nos permita conocer con certeza la situación actual del problema que deseamos abordar. Siendo así, la efectiva remodelación de un hogar debe ser antecedida por una revisión minuciosa, que determine de realmente que aspectos se desean mejorar, cambiar o refaccionar.

Por lo general cualquier remodelación de un espacio en una vivienda debe estar precedida por la modificación de aspectos funcionales que permitan mejorar las condiciones de habitabilidad. Cimientos, paredes, pisos, sistema de aguas blancas y servidas, terrazas, entre otros factores son de los principales elementos que deben ser considerados para su mantenimiento, adecuación y refacción.

Asimismo, los aspectos estéticos no deben ser pasados por altos. Las características ornamentales y decorativas de una vivienda, además de  agregarle valor al espacio le otorgan un ambiente que lo trasforma en espacios realmente agradables para sus ocupantes. Pintura, decoración, iluminación, muebles y todo aquello que contribuya a mejorar el semblante tanto interior como exterior de un hogar no debe ser pasado por alto.

Por último la ejecución de un proyecto de remodelación debe ser realizada por verdaderos profesionales en servicios de construcción. La elección del o los adecuados expertos en adecuaciones y rehabilitaciones de vivienda, garantizara que lo planeado sea hecho realidad.

Deja un comentario